martes, 24 de junio de 2014

Diferencia entre Riesgos y Peligros Ocupacionales.


Diferencia,Riesgos,Peligros,Ocupacionales.
Hoy les voy a recomendar la lectura de "La Controversia de Riesgos versus Peligro", una recopilacion hecha por Walter Alvarado, quien es Instructor de Seguridad Industrial, Salud Laboral e Higiene Ocupacional. A continuación el texto del articulo:

Es importante para el Profesional de Seguridad y Salud en el Trabajo,  al momento de realizar un Análisis de Riesgo del Puesto de Trabajo es necesario que tenga encuenta las diferencias que existe entre los dos (02) conceptos básicos que se relacionan estrechamente con la seguridad y salud en el trabajo: “Riesgos” y “Peligros”. 
Los peligros son riesgos evidentes e inmediatos para casi todos, donde practicamente nadie tiene tiempo para intervenir eficazmente, salvo recurriendo a reflejos semiautomaticos (instintos de conservacion). 
Los Riesgos estan cada vez mas ocultos por lo cambiante de los procesos de trabajo y la implementacion de nuevas tecnologias, siendo difícilmente evidenciables. La ventaja que presentan es que suelen brindar tiempo para minimizarlos. La dificultad esta en su identificacion, dado que al no haber sucesos accidentales no se actúa con precaución.
Estas dos (02) palabras que parecen sinónimos, en realidad presentan diferencias importantes y que detallamos: 
A continuación conceptualización de “Riesgo” y “Peligro 
Según el Norma Técnica NT01:2008 “Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo, Define: Riesgo: Es la probabilidad de que ocurra daño a la salud, a los materiales, o ambos”
 En esta norma no define la palabra “Peligro”
Según OHSAS 18001, Occupational Health and Safety Assessment, el cual surge en 1999 como respuesta ante la demanda de las organizaciones por disponer de una especificación reconocible de Sistemas de gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo frente a la que poder evaluar y certificar sus sistemas de gestión en las organizaciones. En su texto define:
  • Riesgo: Combinación de la probabilidad y la (s) consecuencia (s) que se derivan de la materialización de un suceso peligroso especificado.
  • Peligro: fuente o situación potencial de daño en términos de lesiones o efectos negativos para la salud de las personas, daños a la propiedad, daños al entorno del lugar de trabajo o una combinación de éstos.
Según La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (AESST), define:
  • Riesgo: Un riesgo es la posibilidad, alta o baja, de que alguien sufra un daño causado por un peligro.
  • Peligro: Puede ser cualquier cosa (ya sean materiales, equipos, métodos o prácticas de trabajo) que pueda causar un daño”.
Particularmente podríamos decir que el peligro representa una condición con el potencial de causar daño mientras que un riesgo representa la probabilidad-posibilidad de que el daño suceda y la severidad potencial del mismo. 
Existe confusión al entender a ambos como sinónimos, pero en realidad, al observar lo que significan, son conceptos sumamente distintos, ya que el "riesgo" se da cuando las personas, cosas o el lugar en sí, están expuestos a un "peligro" y existen la probalidad o posibilidad a sufrir un daño o perjucio, y el "peligro" es cuando existe un elemento, fenómeno o acción humana (agente pertubador) y por sus características propias posee   un  potencial dañino, es decir, se cumplió el antecedente del "riesgo". 
Los peligros son riesgos evidentes e inmediatos para casi todos, donde prácticamente nadie tiene tiempo para intervenir eficazmente, salvo recurriendo a reflejos semiautomaticos (instintos de conservación). 
Los Riesgos están cada vez mas ocultos por lo cambiante de los procesos de trabajo y la implementacion de nuevas tecnologías, siendo difícilmente evidenciables. La ventaja que presentan es que suelen brindar tiempo para minimizarlos. La dificultad esta en su identificación, dado que al no haber sucesos accidentales no se actúa con precaución.

Luego de estas definiciones debemos pensar que prevenir es pasar de la evidencia de los peligros al conocimiento de los riesgos.
En concordancia con lo anterior podemos decir que existen dos tipos de riesgos:
EL OBJETIVO: Que es el propio de la tarea que se realiza (electricidad, altura, etc.), que no se puede eliminar, pero si minimizar o controlar (medios de protección personal, herramientas, equipos y útiles de trabajo, asi como aquellos objetos de trabajos).
EL SUBJETIVO: Que es el que la persona  siente y tiene que ver con los temores e inseguridades individuales y grupales, más allá de las medidas de seguridad y protección adoptadas.
Los dos riesgos que se plantean pueden ser contrarrestados por medidas de prevención, pero queda un espacio para el que denominaremos RIESGO INDIVIDUAL, que es aquel que el trabajador asume de acuerdo a la forma en que utilice o no las medios de protección, medios de trabajo, objetos de trabajos y al respeto de las normas de seguridad y  prevención.
Al analizar lo mencionado, nuevamente prevalece  el FACTOR HUMANO en la ocurrencia de los accidentes y en el a generar respuestas adecuadas que permitan cambiar conductas inseguras y modificar actitudes peligrosas. 
Valorización del Riesgo
Cada uno de nosotros evalua los riesgos de cada tarea de manera absolutamente subjetiva, siendo importante puntualizar que si los riesgos objetivos (posibilidad de accidentes en cada maniobra- actividad) no son valorados adecuadamente por cada trabajador, nos encontraremos frente a la posibilidad de conductas inseguras.
Con relación a esa valoración, se pueden observar las siguientes tendencias:
  1. Sobrestimar sucesos de baja probabilidad de ocurrencia (daños) y subestimar hechos de alta probabilidad (lesiones por no utilizar guantes, casco, botas de seguridad, lentes entre otros medios de protección).
  2.  Cuanto más próximo esta un hecho, más probable se le considera (el accidente de un compañero aumenta por un tiempo la valoración del riesgo).
  3. Correr riesgos probables para ocultar errores o transgresiones..
  4. Creer erróneamente que no tener accidentes disminuye la posibilidad futura de tenerlos, causando una desvaloracion del riesgo o, lo que es peor, se deja de valorarlo.
Ante todo esto emerge la necesidad de generar herramientas que coadyuvan a la corrección valoración y conocimiento de los riesgos, a fin de aprender a “plantearnos frente al peligro”, previniéndolo de una manera segura.
Ahora bien, ¿cuales son las herramientas de las que hablamos?
Las mejoras tecnológicas por si solas no necesariamente mejoraran los indicadores accidentologicos, siendo necesario agregar a las mismas la capacitación de orden técnico y además una fluida comunicación hacia y desde el personal, entendiéndose esto como la información de los riesgos a los trabajadores y la disponibilidad de ellos a aceptar e incorporar esa informacion.
Pero para poder actuar adecuadamente en aquella comunicación, se hace necesario conocer los motivos por los que algun determinado personal se expone a los riesgos, más allá de las teorías de orden biológico o psicológico que se han estudiado sobre el tema y que surgen de la evaluación de los accidentes.
Estudios han demostrado que detrás de esa aparente arrogancia frente al peligro hay una marcada ansiedad, lo que esta señalando que ese aparente desprecio por el riesgo no es más que una fachada, un mecanismo de defensa para controlar la ansiedad.
Estamos entonces ante una manera de negar el riesgo, que en ocasiones hace que los trabajadores agreguen al riesgo propio de las tareas grandes esfuerzos personales y hasta concursos de habilidad y valentía.
Es una forma de comportamiento que encierra una estrategia: Tener el dominio del peligro en forma tal de no ser dominado por el peligro.
Este tipo de conductas se ve mucho en tareas de alto riesgo, donde además está vedado hablar de peligros o accidentes, como una manera de evitar tener miedo. 
En conclusión:
La gran diferencia es que el peligro es parte de nuestra vida diaria, tanto en el trabajo, en la casa, cine, escuela o universidad, practicando algún deporte entre otras. El riesgo en cambio, es el resultado de no tomar las medidas necesarias para minimizar el peligro.
En otras palabras, el peligro es algo cotidiano que podría causar un mal, mientras que el riesgoes la probabilidad de un futuro daño.
Por ejemplo, si una persona quiere saltar en paracaídas estará enfrentado a un peligro. Esto no significa que será un riesgo, ya que empleará las medidas necesarias de seguridad y protección. En cambio, si esta persona no le da importancia al peligro y no toma medidas de seguridad y protección, entonces estará expuesto al riesgo.

1 comentario:

  1. Excelente artículo, muy buena información gracias por el aporte.

    ResponderEliminar

Escriba su Comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...