miércoles, 4 de octubre de 2017

Salud Ocupacional y la Vigilancia Epidemiológica

Salud Ocupacional, Vigilancia Epidemiológica,ocupaciona. epidemiologia




La vigilancia de los factores de riesgo ocupacionales o vigilancia epidemiológica en salud ocupacional, emerge ligada al uso convencional de la vigilancia de las enfermedades transmisibles. En general la vigilancia epidemiológica se ha caracterizado por la vigilancia de los efectos o de las enfermedades, y el área de Salud Ocupacional no se ha escapado de este enfoque. En salud ocupacional, la vigilancia epidemiológica es una estrategia que busca la detección precoz y la prevención de los factores de riesgo, así como el fomento de factores protectores de grupos de trabajadores, a través de la identificación de la magnitud, frecuencia y distribución de los problemas, y del monitoreo continuo de los programas de intervención.
Existe la necesidad de implementar la Vigilancia en Salud Ocupacional, numerosos esfuerzos se están haciendo para la construcción de la viabilidad y factibilidad de este proceso. Esta necesidad se da porque existe demanda de datos e información, para contribuir con la atención de las necesidades de la población, que por lo  general se obtiene de manera fragmentada, dispersa y segmentada, por tal motivo, se hace necesaria la búsqueda de propuestas integrales e integradas.
La vigilancia es el examen continuo de los factores que determinan la ocurrencia y distribución de las enfermedades y otros problemas de salud, fundamental para su control y prevención. Para Salud Ocupacional la vigilancia busca el monitoreo de los factores de riesgo ocupacionales, incluye la recolección, el análisis, interpretación y distribución de los datos y la existencia de un Sistema especial de registro.
Landrigan (1989) considera la vigilancia desde la perspectiva de las enfermedades y lesiones como  un medio importante de descubrir nuevas relaciones entre los agentes presentes en el lugar de trabajo y las enfermedades asociadas, dado que no se conoce todavía la toxicidad potencial de la mayoría de las sustancias químicas utilizadas en el lugar de trabajo. Lo que puede enriquecer estos enfoques es que el tema de vigilancia no se centre tan sólo en el daño sino en implementar medidas preventivas, de promoción y protección del trabajador y muy especial del medio ambiente, es decir, que sea integral y que faculte incorporar temáticas donde se incluyan a la mayor cantidad de grupos
ocupacionales que están expuestos a riesgos ocupacionales.
El conocimiento se enriquece a través de la información que una persona tiene respecto a una entidad de interés. La base de toda información son los datos, los hechos que describen una entidad.  La información se funda en datos, pero no todos estos son la base de una información útil. Los datos se convierten en información al procesarlos y darles una forma significativa. El procesamiento puede requerir combinar los hechos o desechar los detalles irrelevantes.

El objetivo de la información es generar información para la toma de decisiones a través de la implementación de la vigilancia en salud ocupacional:
• Crear un sistema integrado que permita hacer un seguimiento de los datos sobre salud y ambiente, procesar esos datos y usarlos de manera efectiva en la estrategia e intervenciones en salud ocupacional.
• Proveer prontamente de información que pueda ser analizada para determinar la frecuencia (por lo general incidencia), y responder las preguntas quién, dónde y cuándo.
• Identificar brotes y epidemias y asegurar que se está tomando acción efectiva para controlar la enfermedad.
• Verificar la ejecución y eficacia de un programa específico de control, mediante la comparación de la magnitud del problema
• Apoyar la planificación de los programas de salud, al mostrar cuáles son los problemas de salud y enfermedad importantes y que, por lo tanto, merecen intervenciones específicas. Esto también puede ayudar en la definición de prioridades
• Aumentar el conocimiento de los agentes de riesgo ocupacional y la dinámica de la transmisión de accidentes y enfermedades.

Los factores básicos de vigilancia en salud ocupacional son liderar y orientar el desarrollo de estrategias de intervención ocupacional, tanto para la prevención como para el control que apoye la recolección sistematizada de datos, que a la vez ordene el almacenamiento, acceso y uso de esos datos. Para lo cual requiere de un diseño y estructura organizacional que incluya unidad de estrategias de prevención e intervención, gestión de los sistemas de información, comunicación y coordinación, apoyo a los sistemas de alerta rápida y análisis anual de riesgo y priorización de las actividades.
El desarrollo de la vigilancia epidemiológica, como estrategia de intervención en Salud Ocupacional, está determinada por el marco conceptual que explica la relación de la salud y la  enfermedad en el ámbito laboral, la percepción sobre el papel que debe asumir el estado, el tipo de participación de los trabajadores, los sindicatos y los grupos de salud ocupacional, así como de forma fundamental, la participación de las Administradoras de Riesgos Profesionales, entidades encargadas no solo de la afiliación de trabajadores y manejo de los dineros cotizados por dicha afiliación, sino de las actividades de promoción de la salud y prevención de los riesgos profesionales en  las empresas afiliadas.

La vigilancia epidemiológica en salud ocupacional está orientada a:
• Identificar factores de riesgo que permitan detectar las probabilidades de que se presenten las enfermedades y lesiones ocupacionales con el fin de desarrollar planes de mejoramiento para su  prevención.
• Definir la magnitud, tendencias y distribución de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales de la fuerza de trabajo que permita identificar la eficacia de los planes de mejoramiento y medidas adoptadas para prevenirlas.
• Identificar las ocupaciones, actividades que requieran atención especial.

Es responsabilidad de las empresas y de las entidades que protegen el riesgo en Salud Ocupacional como las administradoras de riesgos profesionales, de informar oportunamente y llevar las estadísticas de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, para lo cual en cada caso, deberán determinar la gravedad y su frecuencia. Las ARP deben proporcionar la información para que a través de la vigilancia epidemiológica construyan el perfil de riesgos.

El énfasis de la vigilancia ha sido la prevención y control de los problemas de salud a nivel laboral. En la actualidad es necesario tener en cuenta la recopilación continua y sistemática de la información para hacer un seguimiento de dichos problemas y evaluar el impacto de las intervenciones.
La vigilancia epidemiológica ocupacional, se ha concentrado en el seguimiento a los trabajadores expuestos a factores de riesgo, la aplicación de exámenes médicos y la búsqueda de resultados, omitiendo la identificación y el control de riesgos ambientales como alternativa básica y fundamental para evitar la aparición de efectos secuelas costosas y en ocasiones irreversibles. El control de las enfermedades ocupacionales se debe fundamentar en la vigilancia y control de los factores de riesgo ocupacionales, concentrar los esfuerzos más en la identificación y control de los factores de riesgo que en la búsqueda de consecuencias en el trabajador y el ambiente.

Para lograr avanzar en las actividades de la vigilancia en salud ocupacional y el control ambiental de la enfermedad, se enumeran las siguientes:

• Obtener y administrar la información sobre los factores de riesgo asociados a la enfermedad y lesiones ocupacionales a través de implementar un sistema de información.
• Identificar los factores de riesgo presentes en los puestos de trabajo que pueden ocasionar accidentes o enfermedades ocupacionales.
• Proponer medidas de evaluación y control de los factores de riesgo ambientales, buscando, en primera instancia, su eliminación y, en segunda instancia, el control de ese riesgo en el medio ambiente laboral.
• Implementar la promoción y prevención del factor de riesgo, que incluyan actividades de educación.
• Propiciar la participación de la población trabajadora en la implementación de las medidas de control.
• Evaluar el estado de salud de la población trabajadora expuesta a los factores de riesgos.
• Realizar actividades de intervención para eliminar y minimizar los riesgos asociados a la enfermedad y lesiones ocupacionales
• Proponer un método para el mejoramiento continuo del sistema de vigilancia, que tenga en cuenta el costo beneficio y los atributos de la calidad.

El diagnóstico de los factores de riesgo ambientales para las enfermedades ocupacionales, implica la utilización de una metodología que permita el reconocimiento del lugar de trabajo, la identificación y medición de los factores de riesgo encontrados y la evaluación de los mismos. El Panorama de Factores de Riesgo es la metodología utilizada para la identificación de estos factores de riesgo. Incluye un reconocimiento inicial de las diferentes áreas de trabajo, la identificación de los factores de riesgo asociados a los eventos ocupacionales y a la evaluación para la iniciación de las actividades de intervención.

El estudio de las condiciones de trabajo y la vigilancia de sus condiciones de salud cuenta con las siguientes estrategias:

• Examen médico de pre ocupacional que permita conocer la susceptibilidad individual.
• Examen médico periódico que evalué integralmente las condiciones de salud del trabajador.
• Práctica de pruebas que evalúen diferentes aspectos de las condiciones de salud.

La vigilancia debe concentrar toda la atención en el control permanente de las condiciones ambientales. La aparición de un sólo caso debe alertar al sistema y dirigir la atención hacia las medidas de control. La aparición de un caso positivo en un trabajador debe servir como señal de que otros trabajadores, que compartan la actividad o puesto de trabajo, pueden estar sometidos al mismo agente de riesgo y por lo tanto pueden beneficiarse de la intervención aún sin tener el problema.

La participación de los trabajadores en la evaluación y control de los factores de riesgo en el medio ambiente de trabajo es fundamental para el desarrollo de un sistema de vigilancia. La evaluación cualitativa de la exposición a agentes de riesgo por parte de los trabajadores es un complemento esencial para determinar el grado de exposición a determinado agente y para realizar seguimiento a las medidas de mejoramiento que se hayan implementado.
_____________________
Fte: , Francisco Alvarez. Salud Ocupacional

martes, 3 de octubre de 2017

Caída al mismo Nivel. Caso Practico.

Caída al mismo Nivel,Caso Practic, prevencion.

En el presente caso practico se tratara las caídas al mismo nivel. La sección incluirá los siguientes apartados: un conjunto de contenidos teóricos en el que se proporcionarán las recomendaciones preventivas necesarias para evitar el riesgo tratado; un caso práctico en el que se describe una situación de trabajo relacionada con dicho riesgo, junto con su representación gráfica; una relación de las causas potencialmente generadoras de riesgo en esa situación práctica; una serie de actividades que pueden desarrollar los alumnos a partir del caso práctico, acompañadas de propuestas didácticas para el profesor, y un apartado de Las propuestas de actividades son orientativas, constituyendo sólo algunas de las sugerencias posibles para utilizar el caso práctico. Son independientes unas de otras, pudiéndose aplicar en conjunto o por separado. Del mismo modo,  pueden usarse directamente, o adaptarse a las necesidades concretas de cada situación y de los objetivos que se han de cubrir (por ejemplo, las distintas ramas profesionales, las peculiaridades de cada centro educativo, etc.). Su
finalidad es ser utilizadas como herramientas de apoyo de acción del profesor a la hora de abordar temas de prevención de sus alumnos.

Para ver el caso practico de Clic Aqui


lunes, 2 de octubre de 2017

Medidas Preventivas para evitar caídas al mismo nivel

prevencion caídas al mismo Nivel, accidente, concepto,

Medidas Preventivas para evitar caídas al mismo nivel

  1. Depositar los desperdicios industriales en recipientes adecuados.
  2. Si el suelo está desgastado y resbaladizo, hay agujeros o irregularidades, se debe comunicar rápidamente al responsable de seguridad.
  3. Salvar las pequeñas diferencias de nivel de los pisos de los pasillos y corredores con rampas suaves manteniéndolas libres de obstáculos, colocando en su lugar las rampas móviles que se hayan desplazado.
  4. En el transporte manual de materiales no se debe obstaculizar con la carga la visibilidad del recorrido. Hay que mirar siempre por dónde se camina.
  5. Disponer de drenajes adecuados en lugares permanentemente mojados o húmedos.
  6.  Señalizar en el suelo las zonas de paso y de trabajo (circuitos de carretillas marcados, maquinaria, etc.).
  7. Hay que evitar subirse en carretillas o plataformas móviles para desplazarse.
  8.  Estacionar las carretillas siempre con la horquilla baja y en los lugares señalados para ello.
  9. Utilizar calzado adecuado al tipo de trabajo que se realiza (calzado de seguridad en la manipulación de materiales, botas impermeables en tareas de hormigonado, etc.).
  10. Iluminar adecuadamente las zonas de trabajo y de paso, según la Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo
  11. Recoger y fijar los cables de las lámparas, teléfonos, maquinaria, etc. evitando que estén al nivel del suelo.
  12. Los levantamientos y transportes manuales de cargas deben evitarse, en la medida de lo posible, utilizando equipos mecánicos.
  13. Utilizar ropa adecuada al trabajo que se realiza y mantenerla en buen estado.
  14. Mientras se está realizando un trabajo se debe mantener la atención necesaria para evitar distracciones que puedan provocar un accidente.


sábado, 30 de septiembre de 2017

Vigilancia Epidemiológica de los Riesgos Ocupacionales

vigilancia, epidemiológica, riesgos, laborales



Se denomina vigilancia de los riesgos el proceso mediante el cual se evalúan la distribución y las tendencias seculares de los niveles de uso y exposición a los riesgos de enfermedad y lesión (Wegman 1992). En el contexto de la salud pública, la vigilancia de los riesgos consiste en la identificación de los procesos de trabajo o los trabajadores expuestos a altos niveles de riesgos específicos en determinados sectores industriales y categorías de puestos de trabajo. Al no tratarse de una actividad centrada en los episodios de enfermedad, su utilización como base para las intervenciones de salud pública exige la demostración previa de una relación clara entre la exposición y el resultado. De esa forma, la vigilancia puede justificarse partiendo del supuesto de que la reducción de la exposición dará lugar a una menor incidencia de la enfermedad. El uso adecuado de la información derivada de la vigilancia de los riesgos permite intervenir a tiempo y prevenir enfermedades profesionales. Su principal ventaja es, por consiguiente, que elimina la necesidad de esperar a que se produzcan casos de enfermedad evidente o incluso de muerte antes de adoptar medidas para la protección de los trabajadores.
La vigilancia de riesgos ofrece al menos otras cinco ventajas, que se  complementan con las de la vigilancia de enfermedades. En primer lugar, la identificación de episodios peligrosos suele ser mucho más fácil que la identificación de casos de enfermedades profesionales, especialmente cuando éstas tienen largos períodos de latencia, como ocurre con el cáncer. En segundo lugar, al centrarse en los riesgos (no en las enfermedades) tiene la ventaja de dirigir la atención a exposiciones que terminarán por ser controladas. Por ejemplo, la vigilancia del cáncer de pulmón puede basarse en su incidencia en los trabajadores del amianto. Sin embargo, una importante proporción de los casos de cáncer de pulmón en esta población podría deberse al consumo de tabaco, ya sea como un factor independiente o como un factor que interactúa con la exposición al amianto, de manera que es posible que tenga que estudiarse a un gran número de trabajadores para detectar un pequeño número de cánceres relacionados con el amianto. Por otra parte, la vigilancia de la exposición al amianto podría facilitar información sobre los niveles y pautas de exposición (puestos de trabajo, procesos o industrias) en los lugares de trabajo en los que existe un control más deficiente. Así, aunque no se hiciera un recuento real de los casos de cáncer de pulmón, podrían adoptarse las medidas adecuadas para reducir o eliminar la exposición.
En tercer lugar, no todas las exposiciones tienen como resultado la  enfermedad y, por ello, se producen episodios de riesgo con una frecuencia mucho mayor que episodios de enfermedad, lo que permite detectar una nueva pauta o una variación con el tiempo mucho más fácilmente que con la vigilancia de enfermedades. Esta ventaja ofrece la oportunidad de hacer un mayor uso de los episodios centinela. Un episodio centinela puede ser simplemente la presencia de una exposición (p. ej., a berilio), detectada a través de una medición directa en el lugar de trabajo; la presencia de una exposición excesiva, detectada mediante el control de un biomarcador (p. ej., niveles plasmáticos elevados de plomo); o un parte de accidente (por ejemplo, el vertido de una sustancia química).
Una cuarta ventaja de la vigilancia de riesgos es que los datos recogidos con este fin no infringen el derecho a la intimidad individual. La confidencialidad de las historias médicas no se ve en peligro y se evita la posibilidad de estigmatizar a una persona con la etiqueta de una enfermedad. Este aspecto es especialmente importante en entornos industriales en los que el puesto de trabajo de una persona puede verse en peligro o cuando la posible reclamación de una indemnización puede influir en la elección que realice el médico entre los distintos diagnósticos alternativos.
Finalmente, la vigilancia de riesgos puede aprovechar las ventajas de sistemas diseñados para otros fines. Como ejemplos de sistemas que ya existen para la recogida continua de información sobre los riesgos, pueden citarse los registros del uso de sustancias tóxicas o el vertido de materiales peligrosos, los registros de ciertas sustancias peligrosas y  la información recogida por las autoridades para comprobar el cumplimiento de las normas. En muchos aspectos, el higienista industrial está ya bastante familiarizado con el uso de los datos de la exposición para fines de vigilancia.
Los datos obtenidos de la vigilancia de riesgos pueden complementarse con los de la vigilancia de enfermedades para establecer o confirmar la asociación entre un riesgo y una enfermedad, así como para otras aplicaciones de salud pública. Por otra parte, estas dos fuentes de datos pueden servir para decidir la necesidad de adoptar medidas correctoras. Los datos de la vigilancia a escala nacional (como los derivados del Sistema de Información para una Gestión Integrada de la OSHA sobre los resultados de las muestras tomadas para determinar el cumplimiento de las normas de salud en el trabajo - véase más adelante) sirven para fines distintos que los datos de la vigilancia de riesgos en el lugar de trabajo, permitiendo éstos un enfoque y un análisis mucho más detallados. Los datos nacionales pueden ser extremadamente importantes para centrar las inspecciones en el cumplimiento de los requisitos legales o para determinar cuál es la distribución probable de riesgos que impondrá demandas específicas a los servicios médicos de una región. Sin embargo, la vigilancia de riesgos en el lugar de trabajo proporciona el nivel de detalle necesario para realizar un análisis en profundidad de las tendencias a lo largo del tiempo. En algunas ocasiones, se observa una tendencia que es independiente de que se hayan introducido cambios en los controles, sino que se produce como respuesta a cambios en los productos que no se harían evidentes si los datos se agregaran por regiones. Tanto los datos nacionales como los datos obtenidos en un lugar de trabajo concreto pueden ser útiles para determinar si existe la necesidad de realizar otros estudios científicos u organizar programas educativos para los trabajadores y la dirección.
Combinando los datos sobre la vigilancia de riesgos obtenidos durante las inspecciones de una gran variedad de industrias aparentemente sin relación, algunas veces se pueden identificar grupos de trabajadores cuyas altas exposiciones podrían pasarse por alto de otro modo. Por ejemplo, al analizar las concentraciones atmosféricas de plomo medidas por los inspectores de la OSHA entre 1979 y 1985, se identificaron 52 industrias en que los límites de exposición permisibles (PEL) se superaban en más de la tercera parte de las inspecciones (Froines y cols. 1990).
Entre esas industrias figuraban la de fundición primaria y secundaria, la de fabricación de baterías, la de fabricación de pigmentos y la de fundición de cobre/bronce.
Todas ellas presentan tradicionalmente altos niveles de exposición al plomo y las exposiciones excesivas indican un control deficiente de riesgos ya conocidos. De hecho, en ellas abundan los lugares de trabajo bastante pequeños, como los talleres de fundición secundaria del plomo, en los que es poco probable que los directores o trabajadores realicen muestreos sistemáticos de la exposición, hasta el punto de desconocer la existencia de graves problemas de exposición al plomo. Aparte de los altos niveles de exposición ambiental al plomo que cabía esperar en estos lugares de trabajo, se observó que más de la tercera parte de los casos en los que se superaban los PEL (valores límites de exposición permisibles) correspondían a talleres de pintura de una gran variedad de entornos industriales. Ya se sabía que los pintores de carpintería metálica estaban en situación de riesgo por la exposición al plomo, pero se había prestado poca atención a otras industrias con pequeños talleres de pintura de maquinaria o componentes de maquinaria.

En ellos, los trabajadores pueden verse sometidos a exposiciones peligrosas y, sin embargo, no se les suele considerar trabajadores del plomo porque trabajan en una industria no vinculada al plomo. En cierto sentido, esta encuesta aportó evidencias de un riesgo que se conocía pero que se había olvidado hasta que volvió a identificarse al analizar los datos derivados de la vigilancia.

viernes, 29 de septiembre de 2017

La Vigilancia en la Salud de los Trabajadores

salud laboral, ocupacional, vigilancia, trabajadores

La vigilancia en general, cualquiera sea el campo o disciplina que la aplique, corresponde a un proceso sistemático, ordenado y planificado de observación y medición de ciertas variables definidas, para luego describir, analizar, evaluar e interpretar tales observaciones y mediciones con propósitos definidos.
En 1975 la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió la vigilancia epidemiológica como la “comparación y la interpretación de información obtenida de programas ambientales y de monitoreo en salud, así como de otras fuentes adecuadas, con el fin de proteger la salud de las poblaciones, las cuales se pueden deber a factores ambientales peligrosos, todo ello con el fin de proporcionar la información necesaria para una intervención efectiva".
Posteriormente, en la década de los 90 del siglo XX, el Centro de Control de las Enfermedades de los Estados Unidos  (CDC de Atlanta) emitió una definición mas abarcadora de la vigilancia, que unifica los criterios ambientales, epidemiológicos, sociales y los factores de riesgos en la prestación de los servicios de salud, y se denomina vigilancia en salud, considerada como “el seguimiento de cohesión sistemática, análisis e interpretación de datos sobre eventos de salud o condiciones relacionadas para ser utilizadas en la planificación, implementación y evaluación de programas de salud pública, incluyendo como elementos básicos la diseminación de dicha  información a los que necesitan conocer, para lograr una acción de prevención y control más efectiva y dinámica en los diferentes niveles de control” .
La vigilancia debe derivar siempre de los problemas identificados; no es vigilar por vigilar, sino vigilar los problemas o eventos que verdaderamente lo ameriten. Existe la tendencia a confundir los sistemas de información establecidos con sistemas de vigilancia; estos sistemas de información pueden constituir fuentes de información para la vigilancia, siempre que esa información sea procesada y analizada para la toma de decisiones y, de esta forma, mitigar o solucionar el problema que la originó. No valen acciones después de haber ocurrido el hecho, es decir, después que el trabajador haya enfermado o muerto.
La vigilancia tiene que ser activa, para alertar “antes de que el hecho ocurra”, y el hecho en sí pueda prevenirse, mitigarse o resolverse esa situación.
Dentro de los problemas o eventos que determinan la creación de un sistema de Vigilancia en Salud de los Trabajadores están los siguientes:

•  Los factores de riesgo, condiciones de trabajo y de vida.
•  La presencia de sustancias toxicas en el ambiente laboral o general que pueden afectar la salud.
•  Enfermedades que constituyen problemas de salud, ya sean porque son nuevas, desconocidas o por su alta prevalencia, incidencia o mortalidad.
•  Indicadores de ausentismo por problemas de salud (días perdidos por incapacidad).
•  Índice de mortalidad prematura (años de vida potencialmente perdidos).
•  Otros eventos de cualquier naturaleza que pueden generar problemas de salud.

 En cuanto a la salud de los trabajadores, vamos a referirnos a dos problemas medulares que se presentan en la mayoría de los países de nuestra región y que, generalmente, están sujetos a vigilancia: los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se estima que cada año se notifican 250 millones de accidentes laborales en todo el mundo, 3 000 personas mueren diariamente por causas relacionadas con el trabajo; además, se registran 160 millones de casos de enferme- dades profesionales cada año y 1,1 millones de accidentes mortales en el mismo período 17.
En nuestro país, los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales se incluyen en los registros estadísticos de información continua y están sujetos a la vigilancia, que sobre el trabajador, el medio am biente y los factores de riesgo, generalmente se realizan en las empresas, encaminadas a prevenir y evitar que estos hechos ocurran.
__________________

Fte: Apuntes sobre Epidemiología Ocupacional

sábado, 23 de septiembre de 2017

¿A quien corresponde el Informe Estadístico de Salud Ocupacional?

Epidemiologia Ocupacional, Informes estadisticos

Pregunta Pedro Perez:

¿A quien corresponde el Informe Estadístico de Salud Ocupacional?

¿Estas medidas, o estadísticas a que área, unidad  le corresponde llevarla al Servicio Medico Laboral de la Empresa o al Tecnico, Ingeniero en Seguridad o Higiene Laboral o ambos?

Respuesta:
Saludos Pedro y demás miembros el grupo.
La respuesta es muy fácil.
Hay un dicho que dice..”Cada oveja con su pareja..”. De manera práctica significa lo siguiente:
Cada área profesional genera estadísticas especificas propias de su competencia, cuando hablamos del caso de Higiene, Seguridad y Medicina Ocupacional. Cada uno de ellos tiene indicadores propios y en algunos casos, puede haber coincidencia en indicadores comunes (por ejemplo, se da mucho más entre medicina ocupacional e higiene).
En este momento, no hablamos de áreas, lo correcto es hablar de Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo que tiene componentes de todas esas áreas. Si lo veo desde este punto de vista, la pregunta correcta es
- ¿Quién del SSST va a realizar el consolidado?
Y en este caso veras que el consolidado no importa quién lo haga, siempre que sea producto de la participación de todas las áreas que le competen.

PD: He visto que, en algunos países de Latinoamérica, los informes son competencia exclusiva del Servicio de Medicina Ocupacional



viernes, 22 de septiembre de 2017

Goniómetros de Pared a la Venta. Envios a toda Venezuela

Goniómetro de Pared, ventas, distribución, Goniometria
  • Mide el rango de movimientos torácico y lumbar.
  • La altura y el goniómetro es usado alineando a los pacientes en el nivel L4 y L5.
  • Mide flexión lateral, flexión frontal y extensión de la columna vertebral.
  • Tamaño dimensiones: 72 x 121 cms
  • Hecho de material tipo Banner


Envios cobro a destino (COD) a todo el país


Producto Certificado, Avalado y Registrado por 

Enfoque Ocupacional




jueves, 14 de septiembre de 2017

Tipos de error en los Estudios Epidemiológicos


Los errores pueden clasificarse como: aleatorio o sistemático.
1.    El error aleatorio es parte de la variación, en una medición, que generalmente es considerada como debida solo al azar. Existen varias fuentes de error aleatorio. Una fuente principal de este tipo de error es el proceso de establecer la muestra de estudio. Esta forma de error aleatorio también se conoce como error de muestreo. La principal forma de reducir el error aleatorio es agrandar el tamaño muestral en estudio. Esto aumentará la precisión del cálculo de riesgo y por consiguiente, del estudio.
2.    El error sistemático es el resultado de los defectos en el método de selección de los participantes en estudio o en los procedimientos de recolección de información pertinente a la exposición o enfermedad. En consecuencia, los resultados observados del estudio tenderán a ser diferentes de los resultados verdaderos. Esta tendencia hacia los resultados erróneos es llamada sesgo. Minimizar el sesgo aumentará la validez del cálculo de riesgo.  


La siguiente figura  muestra los efectos de los errores aleatorios y sistemáticos sobre los cálculos de riesgo. El error aleatorio conduce a la imprecisión en el cálculo de riesgo. Puede observarse que los cálculos de riesgo a menudo rodean la verdad (punto central) pero se propagan aleatoriamente alrededor de ello. En contraste, el error sistemático no afecta la precisión del cálculo de riesgo. Sin embargo, esto conduce a la generación de cálculos de riesgo que sistemáticamente son diferentes de la verdad. 
Error sistematico Error aleatorio




Streptococcus pneumoniae: Vacunación en Trabajadores

Streptococcus pneumoniae (Neumococo)

La vacuna neumocócica polisacarida de 23 valencias contiene los serotipos de S pneumoniae más relevantes desde el punto de vista de la enfermedad invasiva y cubre además en un 100% los resistentes a penicilina y a otros antibióticos. 
La vacuna antineumocócica de 23 valencias contiene polisacáridos capsulares purificados derivados de 23 serotipos de S. Pneumoniae: 1, 2, 3, 4, 5, 6B, 7F, 8, 9N,9V, 10A, 11A, 12F, 14, 15B, 17F, 18C, 19A, 19F, 20, 22F, 23F, 33F. En individuos sanos la vacuna induce seroconversión en más del 80% de los vacunados.  En personas con inmunosupresión severa y esplenectomizados los anticuerpos disminuyen en 3-5 años.

Indicaciones y comentarios 
La vacunación esta indicada en los siguientes grupos: 
1. Adultos mayores de 60 años de edad (En Colombia).
2. Individuos mayores de 2 años de edad con las siguientes condiciones de salud,enfermedad cardiovascular o pulmonar crónica incluyendo falla cardiaca congestiva,enfisema y cardiomiopatía, diabetes mellitus, enfermedad crónica hepática, alcoholismo,fistulas de líquido cefalorraquídeo  y fumadores. 
3. Pacientes con asma.  Recientes estudios demuestran que los pacientes entre los 2-49 años de edad con asma tienen un riesgo incrementado de enfermedad invasiva de 4.2 episodios por 10.000 personas con asma de alto riesgo, y 2.3 episodios por 10.000 personas con asma de bajo riesgo, comparados con 1.2 episodios en personas sin asma. Por esta razón los pacientes con asma deberían ser vacunados contra neumococo.
4. Personas mayores de 2 años de edad con disfunción esplénica o asplenia,enfermedades malignas hematológicas, mieloma múltiple, falla renal, individuos transplantados, inmunosuprimidos e inmunodeficientes incluyendo la infección por VIH 
5. Pacientes programados para esplenectomía o terapia inmunosupresora a quienes se
debe administrar la vacuna en lo posible con 2 semanas de anticipación.
6. Todas las personas residentes en hogares geriátricos y otras instituciones de cuidados prolongados deben tener su vacunación documentada.
7. Personal que labore en climas fríos de alta montaña.

Revacunación 
- Las personas vacunadas después de los 65 años no tienen necesidad de refuerzo
- Individuos vacunados antes de los 65 años deben recibir un refuerzo después de cumplir esta edad y hayan pasado 5 años posteriores a la primera dosis
- Personas con inmunosupresión severa o esplenectomía deben recibir el refuerzo entre 3-5 años después de la primera dosis

Eventos adversos
Hasta un 50% de los vacunados presentan inflamación, induración y edema leves en el sitio de la aplicación.  Ocasionalmente en menos del 1% se observan reacciones locales
intensas.

Contraindicaciones
- La seguridad de la vacuna contra el neumococo durante el embarazo aun no ha sido determinada
- No aplicar una segunda dosis en personas quienes hayan presentado una fuerte reacción de hipersensibilidad a la primera dosis. 

martes, 12 de septiembre de 2017

Objetivos de la Vigilancia Epidemiológica en el Trabajo



Entre los Objetivos de la Vigilancia Epidemiológica en el Trabajo están:

• Conocer la frecuencia con la que ocurren y la manera en que se distribuyen en la población trabajadora de interés los problemas específicos de salud, bien sean enfermedades, lesiones accidentales o exposiciones a riesgos laborales. 
• Monitorizar la tendencia que siguen en el tiempo los problemas de salud y de exposición a riesgos. 
• Detectar y valorar con rapidez las situaciones de agregaciones inesperadas de casos, bien sean de procesos emergentes o repuntes de enfermedades o exposiciones de riesgo ya conocidas. 
• Aportar información necesaria para la toma de decisiones en el ámbito de la empresa y del servicio de prevención sobre medidas de control y prevención a corto plazo y sobre estrategias preventivas de mayor alcance. 
• Evaluar la validez y efectividad de los planes y acciones preventivas emprendidas. 
•Ayudar a la formulación de hipótesis que requieren de posteriores diseños de investigación epidemiológica.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Reclamo a MRW de Venezuela . ¿Donde esta mi Envio?¿Donde esta mi paquete?

Yo reclamo a MRW de Venezuela

En  2 ocasiones he visitado la Agencia MRW 1307000 de Nueva Segovia en Barquisimeto y no me dan razon de donde esta el sobre enviado (numero de envio 196293713-3) desde la Ciudad de San Cristobal hace una semana. La respuesta simplista es que "posiblemente se traspapelo y otras respuestas que insultan mi cerebro.". He escrito al link de contacto en la Pagina Web de la Empresa y Nada que contestan. Les he llamado al 0800 y nadie toma la llamada: entonces dada las circunstancia de no respuesta, utilizo las Redes Sociales con la confianza de que alguien de respuesta a mi reclamo....

jueves, 31 de agosto de 2017

Android Apps free gratuitas recomendadas para Gestión de la Calidad

Android gratuitas recomendadas para Gestión de la Calidad


Las APP’s son pequeños programas o aplicaciones informáticas que realizan funciones para las que han sido diseñadas: juegos, calculadoras de todo tipo, directorios, glosarios, programas formativos, presentaciones o catálogos de empresas, etc.
Existen muchas aplicaciones disponibles en plataforma Android con herramientas para la Gestión de la Calidad, especialmente en inglés.. En esta ocasión pueden ver  9 aplicaciones gratuitas que pueden descargar . Seguir leyendo...............

lunes, 28 de agosto de 2017

La Epidemiología Ocupacional o Epidemiología del Trabajo

epidemiologia del trabajo, epidemiología ocupacional

Aún se debate en algunos espacios nacionales el reconocimiento de la epidemiología como la ciencia básica de la salud pública, conceptualización expresada por Nakajima en una reunión de la Asociación Internacional de Epidemiología, cuando ejercía funciones como Director de la Organización Mundial de la Salud, y celebrada en los Ángeles, Estados Unidos, en 1990. Este criterio se fundamenta en las características siguientes: 

a) Una ciencia básica, estructurada en el conocimiento operacional de la probabilidad, la estadística y los métodos de la investigación.
b) Un método de razonamiento causal con base en el desarrollo y comprobación de hipótesis pertinentes sobre la ocurrencia y prevención de la morbilidad y la mortalidad. 
c) Una herramienta de acción para la Salud pública que permite promover y proteger la salud de las personas, basada en la ciencia, el razonamiento causal y una dosis de sentido común práctico 

Sea ciencia básica o no, son inobjetables sus usos para contribuir a elevar los niveles de salud y bienestar de la población. No es propósito, retomar las diferentes acepciones de la epidemiología, y suscribimos la definición que se ha aprobado sin mucha discrepancia, que fue propuesta por Last (1988) y que incluye los principios de la epidemiología: “Epidemiología es el estudio de la distribución y de los determinantes de los estados o eventos relacionados con la salud en poblaciones específicas y la aplicación de este estudio al control de los problemas de salud” . A semejanzas de lo ocurrido con la definición y enfoques de la epidemiología, se le han agregado lo que algunos estudiosos consideran sus “apellidos”, o más bien, la posibilidad de entender su aplicación en otros campos del saber. Así surgen, la epidemiología ambiental, clínica, molecular, genética, etc. En ese sentido, la epidemiología ocupacional se reconoce como una subdisciplina enlace entre la epidemiología general y la medicina ocupacional, cuyo objetivo es determinar la frecuencia y las causas de las enfermedades y los daños relacionados con el trabajo, mediante la aplicación de métodos de investigación rigurosamente científicos .

También la epidemiología ocupacional o epidemiología del trabajo se ha definido como el estudio de los efectos de las exposiciones en el lugar de trabajo sobre la frecuencia y distribución de enfermedades y lesiones en la población trabajadora. Por consiguiente, se trata de una disciplina orientada a la exposición, que mantiene vínculos con la epidemiología y con la higiene industrial (Checkoway et al, 1989), y como tal, utiliza métodos similares a los empleados por la epidemiología general. El principal objetivo de la epidemiología ocupacional es la prevención, mediante la identificación de las consecuencias para la salud, de las exposiciones en el lugar de trabajo, determinar la historia de las exposiciones a las que ha estado sometida una persona durante toda su vida laboral, y con esta información, tomar las precauciones para eliminar, disminuir o controlar el riesgo de los trabajadores . Dado el carácter esencialmente preventivo-promocional del campo de la salud de los trabajadores y con el objetivo difícil y complejo de comprender al hombre en su situación y condiciones de trabajo, es necesario la contribución de distintas disciplinas y es así que convergen en este campo diversas áreas del conocimiento, como la medicina del trabajo, la higiene y seguridad, la sociología, la antropología, la ergonomía, la psicología, el derecho, la epidemiología, la enfermería y la economía, entre otras . Con este enfoque dinámico interdisciplinario se intenta superar los paradigmas biologicista y ambientalista que existían anteriormente, al focalizar el estudio de la relación dinámica hombre-trabajo-salud, considera al hombre como un todo y analizar su dimensión intralaboral y extralaboral de forma interdependiente, profundizar en el estudio sobre el trabajo y su repercusión sobre el proceso salud-enfermedad, expresado en efectos negativos tempranos y en efectos positivos. Es así que al desarrollarse la epidemiología ocupacional, se rebasan las acciones de diagnosticar y curar con acciones preventivas para evitar la aparición de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, se controla el ambiente de trabajo y la exposición de susceptible para alcanzar la repercusión de este sobre el proceso salud- enfermedad y la calidad de vida del individuo, los grupos y la sociedad. Al vincularse la epidemiología y la salud ocupacional, resulta imprescindible desarrollar los clásicos usos de esa disciplina, el análisis de la situación de salud (ASIS) y la vigilancia en salud, totalmente vinculados al campo específico de la salud del trabajador. La intención es mostrar cómo deberían integrarse las actividades derivadas de estos dos usos, que son los de mayor aplicación en los servicios orientados a la salud del trabajador para lograr mejores resultados. 

___________
Fte: Apuntes sobre Epidemiología Ocupacional

viernes, 25 de agosto de 2017

Infuenza : Vacunación en Trabajadores.

Infuenza : Vacunación en Trabajadores.


La influenza es la primera causa de muerte entre todas las enfermedades infecciosas. En los Estados Unidos mueren por año 50.000 individuos por causa de la influenza,principalmente niños menores de 5 años, adultos mayores, y personas de cualquier edad con enfermedades de base como la diabetes, asma, enfermedades pulmonares crónicas, enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas que disminuyan las defensas.
En el mundo, cada año, la influenza epidémica, estacional o interpandémica es responsable de:
• 3 a 5 millones de casos de enfermedad severa
• 250.000 a 1’000.000 de muertes
• En general, en cada temporada se afecta del 5 al 10% de la población (300 – 600 
millones)
• 20.000 hospitalizaciones y ≈ 37.000 muertes en EUA

Variación antigénica de los virus de la influenza
Una de las maneras como los virus escapan al sistema inmune es cambiando o variando los antígenos de superficie, hecho frecuente con los virus A, menos frecuentes con los B, y no observado con los virus C. Esta capacidad para la mutación, permite comprender porque la gripe o influenza continúa y continuará siendo una enfermedad epidémica emergente y re-emergente imposible de ser erradicada.  Este fenómeno de mutación implica fundamentalmente los dos antígenos de superficie del virus – hemaglutinina y neuraminidasa.

Respuesta Inmune Inespecífica contra el Virus Influenza
La respuesta inmune inespecífica sirve de primera línea de protección contra las infecciones virales. Los mecanismos inespecíficos incluyen las defensas ofrecidas por piel, membranas mucosas, temperatura elevada, pH, células fagocíticas e inflamación. 
Las respuestas inespecíficas están diseñadas para actuar en contra de todos los antígenos, sean de fuentes vivas o no vivas. Dos ejemplos incluyen las células natural killer o asesinas naturales (NK) y las células fagocíticas (macrófagos) que proveen de defensas inmediatas para matar a las células infectadas por virus.
Durante la infección, algunos de los linfocitos T antígeno-específicos se encontrarán con células del huésped infectadas por virus. 
En la presencia de señales bioquímicas llamadas linfocinas, estos linfocitos T se diferenciarán en células antígeno específicas llamadas linfocitos T citotóxicos (también llamadas células T asesinas). Las células T asesinas son una parte muy importante en la labor del sistema inmune para reconocer y matar células infectadas por virus. Las células T asesinas se desarrollan después de 3 a 4 días del inicio de la infección por influenza, llegan al pico máximo alrededor de 8 días y desaparecen para el día 20. 
Las células T asesinas identifican, se unen y destruyen a las células de huésped infectadas por virus previniendo la replicación viral y la diseminación del virus a células vecinas. 
A diferencia de los anticuerpos, las células T asesinas no son específicas matarán a cualquier célula infectada con virus de influenza, independientemente del tipo o subtipo de virus. En otras palabras, las células T asesinas tienen protección cruzada. Las células T asesinas son importantes en la disminución de la severidad y duración de la enfermedad por influenza. Las células T asesinas, inadvertidamente dañan los tejidos del huésped como parte del proceso de destrucción de células infectadas por virus, desencadenando algunos de los síntomas de la enfermedad.
Como un método final de las defensas inespecíficas, las células del huésped producen interferón para proteger de la infección viral a las células sanas del huésped. El nombre de interferón es adecuado, porque interfiere con los procesos de replicación e infección de los virus.

Respuesta inmune específica
Si el virus sobrepasa a las defensas inespecíficas, una respuesta humoral específica (anticuerpos) entrará en acción para proteger al huésped. En una respuesta humoral efectiva, los linfocitos B proliferan y se diferencian en células plasmáticas y células B de memoria. 
Las células plasmáticas son responsables de la producción inmediata de anticuerpos en
respuesta a una infección por influenza. 
En influenza, las células B de memoria juegan un rol no importante en la prevención de la enfermedad porque los anticuerpos adquiridos de infecciones previas o por vacunaciones son  usualmente menos efectivos contra las nuevas cepas de influenza.  
Los cambios antigénicos en el virus influenza tipo A resulta en variaciones en los antígenos de superficie hemaglutinina (HA) y neuraminidasa (NA), conocidos como drift y shift  antigénico.

Desviación Antigénica (“drift”)

Se refiere a cambios menores en los antígenos de superficie que ocurren en forma continua en los virus A y B como resultado de cambios en las secuencias de base de algunas regiones específicas del genoma ARN. Los virus B presentan estos cambios más lentamente.
Estas nuevas variantes antigénicas emergen en forma continua y pueden ocasionar epidemias estacionales en diferentes regiones.
En estas variantes se basa la recomendación para la preparación de las vacunas anualmente.
La capacidad y los virus de influenza A y B de experimentar cambios antigénicos graduales en sus dos antígenos de superficie, la hemaglutinina (HA) y la neuraminidasa, (NA), complican en forma importante la vacunación contra la enfermedad. Este tipo de cambio antigénico o “drift”  antigénico, conocido también como  deslizamiento o deriva antigénica o cambio antigénico menor, es el resultado de la acumulación de mutaciones puntuales en los genes del ARN que codifican HA y la NA y que conducen a la emergencia de nuevas cepas variantes.
A medida que crece en la población la presencia de anticuerpos frente a las variantes antiguas, disminuye la circulación de estas y ello permite que se vuelvan  predominantes las nuevas variantes antigénicas. Cuando la prevalencia de anticuerpos frente a la nueva variante aumenta en una población, surge  una nueva variante antigénica y el ciclo se repite.
Este proceso continuo de cambios antigénicos menores asegura un grupo de hospederos susceptibles en constante renovación y la repetición de las epidemias, y exige cambios anuales en las cepas utilizadas en la producción de las vacunas.
 La constante emergencia de nuevas cepas, los cambios resultantes en la composición de las vacunas y la disminución de la inmunidad después de un año de la vacunación, hace necesaria la administración de las vacunas de influenza inactivadas anualmente.

Situación Antigénica o Cambio Antigénico (“shift”)
En ocasiones, se produce un salto antigénico (“Shift antigénico”) cuando un virus de
influenza A con una HA o una combinación de HA-NA que no a infectado recientemente a
los humanos, se transmite y  causa enfermedad.
 Cuando estos virus son suficientemente transmisibles entre las personas, el resultado puede ser la rápida y amplia diseminación de la infección y de la enfermedad. Estas pandemias se pueden asociar con tasas de enfermedad y muerte superiores a las habituales de la influenza estacional. El efecto de algunas pandemias, tal como la espantosa pandemia de influenza española de 1918, ha sido catastrófico.
La administración anual de la vacuna de influenza, en particular a personas con alto riesgo de complicaciones graves por esta infección, está en el centro de estas iniciativas para disminuir el impacto de esta enfermedad.
 Si bien, la calidad, la disponibilidad y el uso de las vacuna de influenza inactivadas ha aumentado en forma sustancial en la mayoría los países,  la influenza sigue siendo una enfermedad infecciosa no controlada.
La vacuna contra la influenza se obtiene a partir de virus altamente purificados con crecimiento en huevos e inactivados por formaldehido o B- propiolactona.
Usualmente en las nuevas formulaciones anuales se incluyen dos virus del tipo A y uno del tipo B, que representan los virus en circulación.
Las vacunas disponibles en Colombia contienen: 
- Vacunas fraccionadas
- Vacunas con subunidades de antígenos de superficie

Personas mayores de edad o con enfermedades crónicas pueden desarrollar bajos títulos de anticuerpos post-vacúnales y ser susceptibles a la infección por el  virus de la influenza. Sin embargo en estas personas la vacuna puede prevenir las complicaciones secundarias y reducir el riesgo de hospitalizaciones y muerte.
La vacuna tiene una eficacia de 70%-90% en personas sanas menores de 65 años de edad. En personas mayores no residentes en hogares geriátricos o instituciones similares la eficacia es hasta el 70% para la prevención de la hospitalización por neumonía e influenza. Finalmente en individuos mayores de 65 años residentes en hogares geriátricos la vacuna tiene su mayor eficacia al prevenir la enfermedad severa, las complicaciones secundarias y la muerte.  La eficacia para prevenir la hospitalización en esta población es del 50%-60% y 80% en la prevención de la mortalidad. 
La vacunación contra la influenza tiene un alto costo benéfico en las empresas, al reducir las incapacidades y pérdidas laborales por el absentismo, la atención médica y hospitalaria. En Colombia, a partir del 2007, la vacunación contra influenza está incluida en el calendario para niños desde 6 meses a 24 meses y desde 2009 para adultos mayores de 60 años de edad.

Para la Pandemia AH1N1 del 2009, de acuerdo a recomendaciones de OMS, se adoptaron las medidas preventivas y recomendaciones prioritarias de vacunación monovalente para embarazadas, personal de la salud y personas con enfermedades  
crónicas  desde los 6 meses de edad.

Indicaciones y comentarios
Recomendaciones para uso 

 A partir de Marzo 2010 el CDC de Atlanta a través de ACIP (Comité Asesor en Prácticas de inmunización) de EU recomienda vacunación Universal contra Influenza, es decir toda persona mayor de 6 meses que quiera protegerse contra la Influenza debe vacunarse
anualmente. En EU de Norte America, tienen planeado para su temporada de vacunación
cubrir al menos el 85% de su población. Se deben priorizar algunos grupos especiales por lo que se insiste que debería ser mandatario para:    
1. Adultos mayores de 60 años de edad (En Colombia)
2. Residentes en hogares geriátricos, u otras instituciones para pacientes con
enfermedades crónicas. Cuidadores en estas instituciones
3. Personas mayores de 6 meses de edad con enfermedad cardiovascular o pulmonar crónica, asma, enfermedades metabólicas crónicas, diabetes, enfermedad renal y hepática crónicas, hemoglobinopatías, inmuno deprimidos e inmunodeficientes.
4. Mujeres en el segundo o tercer trimestre del embarazo durante las epidemias o estaciones de influenza.
5. Personas entre los 6 meses y 18 años de edad recibiendo aspirina por largos periodos.
6. Personal de la salud
7. Instituciones y compañías en el ambiente laboral para disminuir el ausentismo
durante los periodos de circulación del virus de la influenza
8. Además las personas en contacto con pacientes de alto riesgo para Influenza 
9. Individuos viajeros a países con circulación del virus de la influenza
10. Personas quienes cuidan individuos de alto riesgo para la infección por el virus de la influenza.
11. Los niños de 6 meses a 3 años de edad deben recibir 1 ò 2* dosis de 0.25 ml con un mes de intervalo.  Los niños entre 3 -8 años deben recibir 1 ò 2 dosis de 0.5 ml con un mes de intervalo. Los ≥/=9 años de edad deben recibir una dosis de 0.5 ml anualmente. 
*Dos dosis en primovacunación únicamente 

Eventos adversos
El más frecuente efecto colateral de la vacunación contra la influenza es inflamación en el sitio de aplicación en un 20 a 30%. Reacciones sistémicas: fiebre, malestar, mialgias entre 10 a 20%, pueden presentarse en las personas que no ha recibido antes la vacuna, principalmente niños. Reacciones anafilácticas; angioedema, asma alérgica pueden ocurrir raramente asociadas a una hipersensibilidad a las trazas de proteínas del huevo y menos aún Guillain Barré que se ha documentado relacionado a la vacunación contra influenza es  de 1 a 2 por 100.00 habitantes menores de 15 años y de 1  a 3 casos por 100.000 habitantes en mayores de 15 años, datos muy similares a los que ocasiona la influenza como enfermedad.

Contraindicaciones
- Anafilaxis al huevo
- Enfermedad febril aguda
- Evitar la vacunación en personas quienes han desarrollado síndrome de Guillain Barré dentro de las 6 semanas siguientes a una vacunación previa.

________
Fte :Guia para la Vacunación del Trabajador en Colombia 2014

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...